Estreñimiento en las personas mayores

El estreñimiento se da con frecuencia en las personas mayores. Una dieta adecuada ayudará a evitarlo lo máximo posible para mejorar la calidad de vida de los que lo sufren.

El estreñimiento es muy común en las personas mayores ya que su incidencia aumenta especialmente a partir de los 60 años, sobre todo en mujeres.

Las causas son múltiples. Conforme envejecemos, el tránsito intestinal puede hacerse más lento y, además, puede verse afectado por la medicación. Asimismo, la movilidad reducida, la demencia, la depresión o la diabetes también son causas frecuentes de estreñimiento en las personas mayores.

ALIMENTOS QUE PUEDEN AYUDAR A EVITAR EL ESTREÑIMIENTO

El consumo de ciertos alimentos en la dieta diaria ayudará a evitar el estreñimiento y, por lo tanto, a mejorar el día a día de las personas mayores.

-Alimentos ricos en fibra vegetal. Frutas, verduras, cereales y legumbres, así como alimentos vegetales ricos en fibra son buenos para mejorar el movimiento intestinal y la eliminación de gases. Aunque se recomienda incluirlos en la dieta, no hay que hacerlo en exceso ya que demasiada fibra puede llegar a producir diarrea, deshidratación e incluso los mismos síntomas de estreñimiento e hinchazón que se quieren evitar. La cantidad recomendada son de 10 a 60 gramos al día.

-Mantenerse hidratado. El estreñimiento puede empeorar por falta de líquidos. Hay que asegurarse de que la persona mayor beba 1- 2 litros diarios de agua.

-Aceites vegetales. Estos aceites suponen una grasa saludable que actúa como laxante suave ya que, incluidos en una dieta rica en fibra y líquidos, ayudan a suavizar las heces.

***Además de llevar una alimentación rica en fibra, también hay que moderar el consumo de:

-Carnes ricas en grasas y huevos. Las proteínas animales permanecen mucho tiempo en el estómago alterando el estado de la mucosa intestinal. Conviene reducir su ingesta aumentando el consumo de pescado azul.

-Sal. Aunque no es mala en sí misma para el movimiento intestinal, sí que conviene reducir su consumo ya que puede causar un déficit de magnesio y potasio que favorece el estreñimiento crónico.

-Alimentos sin fibra o que endurecen las heces. Como son el azúcar refinado, quesos curados, el pan blanco y el arroz.